Historia secreta del sistema educativo por John Taylor Gatto

libro gattoHabía encontrado muchas referencias a este libro y después de leerlo, la verdad es que impacta. Hay captíutlos que son reflexiones memorables de datos e historia. Muchas gracias a Juan Leseduarte por poner a disposición de todos una traducción al castellano. Es difícil hacer un resumen de un libro como este, por lo que a continuación extracto aquello que me ha parecido más relevante:

Las fases en las que divide la evolución del sistema educativo en Estados Unidos:

  • Hasta 1900: legislación de la escolarización obligatoria e invención de la escuela factoría, aislada de la familia y de la comunidad.
  • Hasta 1930: introducción de la jerarquía en la gestión escolar y de la selección del personal docente por el gobierno.
  • Hasta 1960: socialización de la escuela en un mundo de «clases» y de individuos desindividualizados dirigido por las autoridades escolares en vez de en sus padres.
  • Hasta ahora: psicologización del aula con la introducción de exámenes nacionales estandarizados y la educación basada en resultados de exámenes.

Los resultados que ha provocado este sistema en los alumnos:

  • Niños indiferentes al mundo adulto de valores y cumplimiento.
  • Niños casi sin curiosidad.
  • Niños con un pobre sentido del futuro, que viven en un presente continuo. Niños sin sentido del pasado y de cómo el pasado ha modelado y limitado el presente, modelado y limitado sus propias elecciones, predeterminado sus valores y destinos en un grado abrumador.
  • Niños a los que falta compasión por la desgracia, que se ríen de la debilidad, que traicionan a sus amigos y familias, que muestran desprecio por la gente cuya necesidad de ayuda se muestra demasiado claramente.
  • Niños condenados a estar solos, a crecer con amargura, a morir con miedo.
  • Niños que no pueden soportar la intimidad o la franqueza. Niños que se enmascaran tras personalidades fabricadas apresuradamente de la televisión.
  • Niños materialistas que asignan un precio a todo y que evitan perder demasiado tiempo con gente que no promete retribución inmediata. Niños que siguen el ejemplo de los maestros, clasificando y ordenando todo: «el mejor», «el mayor», «lo mejor», «lo peor».
  • Niños dependientes que crecen para ser adultos quejicas, traicioneros, aterrorizados y dependientes, pasivos y tímidos ante nuevos retos. Y sin embargo esta condición incapacitante se oculta a menudo bajo una pátina de bravuconería, enojo y agresividad.

Algunos descubrimientos inquietantes:

  • A los hombres y mujeres jóvenes en sus años más brillantes y más llenos de energía se les impide trabajar o ser parte de la sociedad general. Esto se hace para impedir que agraven esta delicada situación laboral, ya trabajando con demasiado entusiasmo, como los niños son propensos a hacer, o creando su propio trabajo, lo que podría provocar conmociones por toda la economía.
  • Los chicos tienen que ser hechos iguales, no por ninguna pasión por el igualitarismo, sino para que su futuro comportamiento sea predecible, al servicio de una economía y una sociedad dirigida..
  • El miedo a que la gente común aprenda demasiado es un tema recurrente en el historial del Estado en el mundo.
  • Cuando vendimos nuestra libertad a cambio de la promesa de una seguridad automática, nos volvimos como niños en una conspiración contra el hacerse mayor, niños tristes que conspiran contra sus propios hijos, enviándolos una y otra vez a la desnaturalización de las factorías de escolarización obligatoria del Estado.
  • Las escuelas crean los problemas que supuestamente justifican su existencia. Su trabajo no trata de niños: trata de mantenimiento de sistemas.
  • Cada año el niño va perteneciendo más al Estado y cada vez menos a los padres (Ellwood P. Cubberley, Conceptions of Education, 1909).

Preguntando a los niños:

  • En 1909 un inspector de fábricas hizo una encuesta informal a 500 niños que trabajaban en 20 fábricas. Encontró que 412 de ellos preferían trabajar en las terribles condiciones de las fábricas que volver a la escuela (Helen Todd, Por qué trabajan los niños, McClure’s Magazine (abril de 1913).
  • En un estudio se les preguntó a 8.000 jóvenes si volverían a la escuela a tiempo completo si se les pagaran los mismos salarios que ganaban en el trabajo. Sólo 16 dijeron que lo harían (David Tyack, Managers of Virute, 1982).

Su lista preliminar de estrategias para cambiar las escuelas:

  1. Despida al ejército de especialistas de lectura y aritmética y al imperio comercial que representan.
  2. Haga que el tamaño de ninguna escuela supere el de unos pocos cientos de alumnos. Y que sean locales.
  3. Que enseñe todo el mundo.
  4. Mida el rendimiento con instrumentos individualizados. Todos los exámenes con lápiz y papel son una pérdida de tiempo, inútiles como predictores de algo importante y como herramienta de clasificación son corruptos y falsos.
  5. Descentralice la escolarización hasta el nivel del vecindario, cada escuela con su propia junta administradora de ciudadanos.
  6. Ponga instalaciones permanentes para los padres en cada escuela con equipamiento apropiado para permitir asociaciones de los padres con sus propios hijos y los de otros. Saque frecuentemente a los niños de la escuela para trabajar con sus propios padres. Las políticas escolares deben dirigirse deliberadamente a reforzar las familias.
  7. Restaure la base de experiencia primaria, asegúrese de que los conceptos de trabajo, deber, obligación, lealtad y servicio sean componentes importantes. Dejemos que los niños se metan en tareas reales, no en juegos sintéticos y simulaciones.
  8. Reconozca que la escolarización total es tanto desde el punto de vista psicológico como de procedimiento defectuosa, poco económica y horrorosamente cara. Dé a los niños un poco de tiempo y espacio privado, un poco de elección de temas, métodos y asociaciones, y libertad de la vigilancia constante. Un fuerte elemento de voluntad, de elección, de anticoacción, es esencial para la educación.
  9. Admita que no hay un único camino correcto para hacerse mayor con éxito. La escolarización de sistema único ha tenido un siglo y medio para ser probada. Es un fracaso horroroso. Los niños necesitan el surtido más amplio posible de caminos para encontrar el correcto en que acomodarse.
  10. Enseñe a los niños a pensar dialécticamente.
  11. Organice gran parte de la educación alrededor de temas complejos en vez de en asignaturas.
  12. Obligue a que la estructura de la escuela proporcione tiempo, espacio, secuenciación y contenido flexible, de modo que cada estudio pueda ser personalizado para adaptarse a todo el abanico de estilos individuales y rendimiento.
  13. Rompa el monopolio de certificación de maestros para que cualquiera con algo valioso que enseñar pueda enseñarlo.

Muchas gracias Gatto por escribirlo. Coincido plenamente con la necesidad de impulsar estos 13 puntos en todas las escuelas del mundo.

Anuncios

3 pensamientos en “Historia secreta del sistema educativo por John Taylor Gatto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s